miércoles, 7 de mayo de 2014

Farmapatria arriba a Segundo Aniversario

Caracas, 06.05.14 (Prensa MPPS).- Cuando lo extraordinario se hace cotidiano estamos en presencia de una revolución”, esta reflexión que fue acuñada por el líder latinoamericano Ernesto “Che” Guevara refleja la realidad venezolana en áreas fundamentales como educación, vivienda, alimentación, deporte y salud. En este último sector la construcción de la Red de Farmacias (Farmapatria), que inició el 7 de mayo de 2012, es una pequeña muestra del trabajo que ejecuta el Gobierno Bolivariano por dignificar al pueblo, especialmente a los sectores históricamente excluidos.

Primero fue la Misión Barrio Adentro en el año 2003, con su descomunal carga de amor por los desposeídos, por los olvidados, por esos millones de compatriotas a quienes se les negó, entre otros derechos fundamentales, el acceso a la salud, progresivamente privatizada.

Miles de médicos en sus pequeños ambulatorios desplegados barrio adentro, luego cientos de Centros de Diagnóstico de Integral, seguidos por decenas Centros de Alta Tecnología. Medir cuan dignificadora ha sido esta amorosa obra sería cuesta arriba, sin embargo es una cifra reveladora las 637 millones de consultas desde 2003, a personas quienes en su mayoría nunca habían visto a un médico, o si habían tenido esa suerte, seguramente ese médico o médica  no consideró necesario devolverles la mirada y tal vez apenas tuvo tiempo para decir: compre esto en la farmacia de la esquina.

Luego de consolidarse la Misión Barrio Adentro, junto a otros programas sociales, que hoy suman más de 30, tanto o más odiados por la derecha que esta primera misión, nace en el año 2012 Farmapatria, que como todas los políticas del Gobierno Bolivariano han tocado intereses de grupos económicos, nacionales e internacionales, que se acostumbraron a vivir a expensas del Estado venezolano, no para prestar un servicio a la población, sino para “engordar” sus arcas, producto de “negocios” que las menos de las veces eran transparentes.

Eliminar los intermediarios, eternos parásitos de la economía venezolana quienes con el mayor desparpajo se han hecho llamar “empresarios”,  es uno de los obligantes que, no obstante los avances experimentados en ese campo, todavía ocupan a la Revolución Bolivariana. Un hecho importante en el objetivo de alcanzar precios justos en el sector farmacéutico fue la derrota que le propinó el Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías, a la propuesta neoliberal del Área de Libre Comercio (ALCA), que entre otras aberraciones descartaba la distribución de medicamentos genéricos, ya que su interés está centrado en las marcas y en aumentar los dividendos de las transnacionales.

Farmapatria para las y los venezolanos
Al cierre del primer año de operaciones Farmapatria registró ventas por el orden de 2 millones 100 mil medicamentos a precios justos, con descuentos que oscilan entre 20 y 60% en relación con las empresas privadas dedicadas a este sector, en beneficio de un millón 500 mil personas, y como agregado generó 166 empleos directos y 1.190 indirectos. 

Para ello Farmapatria contó con 78 establecimientos en todo el país y los planes  para 2014 es crecer hasta los 172 y en una segunda fase llegar a 300 establecimientos.

El Gobierno Bolivariano concretó esta nueva reivindicación para el pueblo venezolano  gracias a acuerdos suscritos con la Cámara Venezolana de Medicamentos (Caveme), la Cámara de la Industria Farmacéutica (Cifar), Funda Farmacia, y los ministerios del Poder Popular para la Salud, Comercio y  Alimentación, para combatir efectivamente el flagelo de la especulación y el acaparamiento.

Consolidar y expandir la Red de Farmacias Populares en todo el territorio nacional y contribuir a conformar una sociedad igualitaria y justa, profundizando las condiciones que aseguren para la familia venezolana, la mayor suma de seguridad social y suprema felicidad, a partir de valores y principios de respeto, igualdad, solidaridad y corresponsabilidad, enmarcada en la justicia social como esencia de la construcción del socialismo es la misión de este programa social.

Farmapatria nace con el propósito de mejorar la disponibilidad de medicamentos de calidad a la población más necesitada de manera oportuna, así como brindar servicios adicionales dirigidos a mejorar el bienestar de la población, apoyada en valores socialistas como responsabilidad, ética, honestidad, vocación de servicio, eficiencia, justicia social, respeto a la salud, participación y lealtad.

Farmacias
Los establecimientos de Farmapatria tienen tres modalidades Tipo I, II y III. Los primeros cuentan con un área aproximada de 10 m2, y se encuentran ubicados en los puntos de venta de Mercal, Pdval y Abastos Bicentenario.

El Tipo II tiene capacidad para brindar mayor atención ya que están desplegados en áreas que oscilan entre los 70 y 100 m2. En espacios con una extensión superior a los 100 metros cuadrados fueron instaladas las Tipo III.

Entre los servicios que se presta a la ciudadanía destacan: toma de tensión gratuita, toma de temperatura corporal gratuita, vacunación gratuita, terapia respiratoria, aplicación gratuita de inyecciones, orientación farmacéutica, servicio de alquiler de equipos médicos, servicio de laboratorio, educación nutricional, campañas educativas, jornadas de salud, gran feria de salud y clínicas móviles.

Es importante señalar que la Lista Esencial de Medicamentos elaborada por expertos profesionales de la medicina y terapéutica del Ministerio del Poder Popular para la Salud, con base a la mejor evidencia científica disponible y que abarca todas las opciones para prevenir, diagnosticar y curar la gran mayoría de las enfermedades prevalentes del país se expenden en la Red de Farmacias Farmapatria.
Jesús Hernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario