viernes, 16 de mayo de 2014

“EL CONUCO Y LA REVOLUCIÓN CAMPESINA”

En los pasados días festivos, tuvimos la oportunidad de visitar al Coordinador del Consejo Campesino “Tierras y Hombres Libres” y miembro de la Red de Comuneras y Comuneros del municipio Motatan-Trujillo, Jose Gregorio Ojeda, un labriego y luchador campesino que de inmediato quiso expresar su pasión por la Revolución Campesina y el amor por su Conuco.

Cuenta, Jose Gregorio que “mientras a unos le sobran las tierras y no la cosechan, otros hacen su siembra hasta en el patio de su propio hogar, esta es la triste realidad de nuestros campesinos”    

“yo aprendí a sembrar la tierra siendo un niño en la parcela de mi padre, para mí el Conuco es una tradición familiar que me inspira a cultivar la tierra, todavía mantenemos y seguimos los misterios y secretos de nuestros antepasados y los ciclos de la naturaleza en las siembras, siempre nos guiamos con la referencia de la “menguante” y “creciente”, ese conocimiento agrícola se pasa de generación en generación en las comunidades campesinas”

“Pensar en la revolución en el medio rural, es pensar en la tierra, en la producción agrícola, en el progreso, en el TRUJILLO POTENCIA, en el hombre nuevo dentro de una sociedad justa, equilibrada y sin exclusiones. Es pensar en el proyecto Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, cuando hace énfasis en la agricultura como base estratégica de un desarrollo del campo sustentable, eso está allí en el artículo 305 de la mencionada carta magna”
.
“Hablar de la Revolución Campesina, es pensar en hacer realidad el legado dejado por nuestros libertadores y en especial el del padre Bolívar y el de nuestro comandante Eterno Hugo Chavez, es creer en la idea de profundizar el progreso humano y social del hombre campesino”

“Perpetuar el Estado democrático y social de derecho y de justicia, previsto en nuestra Constitución Bolivariana es enterrar total y definitivamente el Estado liberal, si logramos que esta norma fundamental se cumpla, podremos garantizar que la tierra y la propiedad no sean un privilegio de unas pocas familias latifundista si no que sea la luz del desarrollo y el progreso de esta Nación Revolucionaria y Socialista”
       
“En este sentido debemos aplaudir la creación de la Universidad Campesina de Venezuela Argimiro Gabaldón, que es una propuesta de gestión Popular que busca multiplicar y activar en los espacios comunales y campesinos productivos, la formación integral de la familia campesina venezolana. Es así como, apelando al compromiso de la eficiencia desde el poder popular la Universidad Campesina de Venezuela y el Instituto Nacional de Tierras (INTI) en una ejemplar experiencia de fusión colectiva para la formación y el acompañamiento a todo el proceso emancipador del campesinado, fortalece la participación protagónica en el proceso de constitución de las Comunas en los Ejes de Territorios productivos de la Nación, y así contribuir con el objetivo estratégico de la lucha contra el latifundio y la dotación de tierras a los campesinos, legado del Comandante Supremo Hugo Chávez, y compromiso asumido por el presidente Nicolás Maduro”


No hay comentarios:

Publicar un comentario