martes, 3 de septiembre de 2013

LAS BIBLIOTECAS NO PUEDEN SER SÓLO ESPACIOS PARA RESGUARDAR LIBROS

Luis Edgar Páez, Director General de la Biblioteca Nacional de Venezuela, disertó acerca del rol social que deben cumplir los servicios bibliotecarios.
Prensa BNV (29.08.2013).- En el marco de la reunión de Coordinadores de las Redes Estadales de Bibliotecas Públicas, que se lleva a cabo en la Sala Enrique Planchart de la Biblioteca Nacional de Venezuela (BNV) los días 29 y 30 de septiembre del corriente, el Director General de la Institución, Luis Edgar Páez, destacó que se debe concretar cuál es la pertinencia de los recintos bibliotecarios en la sociedad actual.
     La gestión de la Biblioteca Nacional de Venezuela y de su Red de Bibliotecas y Servicios Bibliotecarios, debe estar enmarcada y orientada dentro del Plan de la patria. Esta Institución no puede estar desvinculada de las directrices específicas emanadas por el Gobierno Revolucionario, por la Constitución y las Leyes de la República Bolivariana de Venezuela. Eso es lo que debe guiarnos. Señaló Páez.
     Siguiendo el ejemplo dado por nuestro Presidente Nicolás Maduro, quien desde que asumió la conducción del país ha hecho un “Gobierno de Calle”, Páez reconoció que ha sido difícil visitar todas las bibliotecas del país, ya que la Red cuenta con más de 700 servicios, y aún cuando tiene pensado visitarlas, consideró que por razones de tiempo era pertinente reunir a todos los coordinadores, a objeto de impartir algunos lineamientos generales y repensar el rol que estas deberían cumplir.
     En ese sentido, propuso mudar el equipo directivo de biblioteca en biblioteca. “No hay otra manera de ver lo qué pasa en la realidad, sino estando en el lugar donde las trabajadoras y trabajadores bibliotecarios se esfuerzan día a día para ofrecer un mejor servicio; y así debe ser, tenemos que desarrollar una política dirigida al servicio público, que las bibliotecas sean un centro comunal y de disfrute, yo quiero transmitirles esa visión”. Dijo.
     “Sé que la vida de las bibliotecas públicas, tanto las de la Red Metropolitana, como las del interior, se corresponde con una realidad totalmente distinta a la de la Biblioteca Nacional, en el Complejo Cultural Foro Libertador; y reconozco que además hay una absoluta desconexión entre la BNV y las comunidades. Esto sumado a las particularidades sociales, económicas y políticas de cada región, lo que hacen un mundo mas complejo... Por eso debemos trabajar en pro de estar en sintonía con las necesidades de nuestros usuarios y usuarias”. Enfatizó.
     Luego de escuchar con gran interés las buenas noticias y los aspectos positivos del trabajo del personal bibliotecario, señaló: “Lo que está bien, debe seguir estando bien, sobre eso no puede haber ninguna duda; pero también debemos reconocer lo que está mal, lo que deberíamos cambiar o mejorar y trabajar intensamente en ello. Debemos aceptar los aciertos con la mayor humildad, puesto que siempre van a ser colectivos, pero también los errores con la mejor disposición para superarlos”
     El Director General, quien siente una gran afición por los formatos digitales, durante la reunión expresó: “Por siglos custodiamos libros impresos, ahora nos toca resguardarlos digitalmente y hacer propuestas para estos nuevos formatos. Así como creo que ninguno de nosotros guarda un pergamino o una roca con escritura, así debemos pensar que lo digital no es una moda ni una concepción, sino una evolución del libro.
     “Los vectores que no pudimos imprimir en papel, deberíamos aprehenderlos en el soporte audiovisual, siendo un formato que trasciende la propia idea de un grupo de páginas reunidas en un espacio físico y un tiempo determinado”. Dijo.
     A tal efecto, expresó que se debe estar adelantado a los avances y necesidades de las nuevas generaciones, las bibliotecas no pueden ni deben quedarse ancladas en el tiempo, hay que acoplarlas a los nuevos tiempos, partiendo de la conexión con el mundo circundante. La biblioteca debe volver a ser un centro comunal y de disfrute.
     Así debe ser la respuesta del humanismo. “En nuestras ciudades se debe contar con las dos opciones, el que quiere ir al centro comercial que vaya y el que prefiere ir a la biblioteca, debería encontrar servicios acordes con sus necesidades y requerimientos de información”, subrayó el director de la BNV.
     “Las bibliotecas deben ser nuevamente un lugar de participación de nuestro pueblo. Para que se apropien de ese espacio, para que hagan lo que quieran hacer acompañados, estimulados, y de algún modo direccionados por nosotros; pero primero que vayan a nuestras bibliotecas”. Enfatizó el director.
    Finalmente, solicitó a los asistentes la revisión y acompañamiento de cómo hacer para enganchar a las bibliotecas con el resto de la contemporaneidad. En esos dos pensamientos, la contemporaneidad y modernización de las bibliotecas y la función social que deben cumplir como centro de disfrute, donde se profundizan los mecanismos de promoción de la lectura, la preservación y conservación de los documentos, y su incidencia en la dinámica social, pidió que se centrara el debate de las y los coordinadores bibliotecarios.(Fin/Jufany Toledo)

 



 


No hay comentarios:

Publicar un comentario